Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Dentro de la acción de transferibilidad de resultados y para fomentar la replicabilidad en otras áreas, el proyecto LIFE Paludicola amplía su red de trabajo al municipio de Peñíscola (Castellón).

El carricerín cejudo sigue entrando en los centros educativos de diferentes zonas de España. En esta ocasión, ha sido en las jornadas de sensibilización medioambiental por el marjal celebradas en Peñíscola y en las que han participado escolares del colegio público Jaime Sanz del municipio. Bajo el nombre “Por un marjal limpio”, este evento ha contado con la iniciativa de la AMPA del colegio de educación infantil y primaria de la localidad; la colaboración del área de Medioambiente del Ayuntamiento de Peñíscola y la participación de la Generalitat Valenciana, el Consorcio de Residuos Bionord y la Fundación Global Nature (FGN).

En estas jornadas, los alumnos han aprendido en el aula, pero también han salido al campo y han recorrido el propio marjal, que ocupa una superficie de 105 Ha y está incluido en la Red Natura 2000, y en el que existen citas de carricerín cejudo durante su paso migratorio.

La exposición del LIFE Paludicola, que cuenta el viaje migratorio del paseriforme más amenazado de Europa, el carricerín cejudo, ha sido uno de los elementos que han estudiado los pequeños. La técnica Sonia Monferrer les ha hablado de la importancia de cuidar hábitats como este marjal para especies en peligro de extinción como el carricerín cejudo.

Share This