Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Intercambiar experiencias para poner en valor lo aprendido durante el año y aprender del trabajo de otros. Con ese espíritu se celebró el VI Encuentro de Intercambio de Experiencias en Educación Ambiental (IEAA) en el que participaron centros educativos de la provincia de Castellón. Se llevó a cabo el pasado día 1 en el salón de actos del Ermitorio de la Virgen de Gracia de Vila-real y la exposición de los paneles se dio a conocer al carricerín cejudo, su viaje migratorio y la importancia de cuidar los hábitats en los que descansa en la Península Ibérica.

Esta jornada se realiza de forma anual con el objetivo de crear un ambiente de intercambio de experiencias en educación ambiental (gestión de residuos, huerto escolar, alimentación saludable, consumo responsable, energía, contaminación, cambio climático…) entre la comunidad educativa. Son los propios estudiantes de los diferentes colegios los que exponen las experiencias desarrolladas en sus centros durante el curso. Es una actividad a la que asisten tanto los alumnos, como profesores y padres.

La exposición del LIFE Paludicola, cuyo hilo conductor es el ciclo biológico anual del carricerín cejudo, fue una de las protagonistas de la jornada. Los 120 asistentes pudieron leer el diario de viaje del joven carricerín cejudo que comienza con su nacimiento en las áreas de cría en el centro de Europa y que incluye el paso en dos ocasiones al año por los humedales de la Península Ibérica: durante su migración posnupcial hacia las áreas de invernada en África occidental y en su migración prenupcial de regreso a las áreas e reproducción.

Share This