Acciones de monitorización

D1. Indicadores de la estructura y diversidad vegetal.

Se evaluarán las superficies ocupadas por los diferentes tipos de hábitats e infraestructuras ecológicas en todo el territorio del proyecto para analizar cómo evolucionan a lo largo del mismo (linderos y bosquetes de ribera, masas de carrizales, formaciones de herbáceas en humedales, superficies de agua libre, etc.). También se determinará en lo posible la estructura de la vegetación natural y seminatural de estas superficies (especies dominantes, diversidad botánica y densidad vegetal). Así mismo  se valorará la evolución de estos sistemas húmedos, algunos seminaturales, a lo largo de las últimas tres décadas, para determinar su influencia real sobre las poblaciones de aves como uno de los indicadores biológicos determinantes.

D2. Seguimiento de las poblaciones de carricerín cejudo y especies asociadas.

Se realizarán censos anuales de las poblaciones migradoras del carricerín cejudo y de otras especies en todos los humedales del presente proyecto.

Es difícil cuantificar que el incremento de la especie se deba a las actuaciones del proyecto ya que sus poblaciones fluctúan en función de su éxito reproductor en el Norte de Europa o del estado de conservación en sus áreas de invernada. La recreación del hábitat propicio para la especie permitirá obtener más capturas, más indicadoras de un aumento del hábitat y de la dispersión de la especie en las zonas de paso migratorio que de una verdadera mejora poblacional.

dav

D3. Sistema de Información Geográfica. SIG.

Todos los indicadores desarrollados en las acciones D y los datos territoriales de los que se disponga se almacenarán en un Sistema de Información Geográfica que incluirá la localización específica de cada elemento del paisaje, las actuaciones del proyecto, las acciones de gestión, el uso público y privado del suelo, las amenazas e impactos, los hábitats y especies, y en general toda la información territorial relevante para el seguimiento del proyecto y para la toma de decisiones del mismo.

D4. Indicadores de evaluación de los servicios de los ecosistemas.
Se realizará una evaluación de la evolución de los servicios de los ecosistemas en función de las medidas adoptadas por el proyecto y de los principales indicadores de estado y de presión de estos ecosistemas. La selección de los indicadores de servicios ecosistémicos se ha basado en la metodología de la “Evaluación de Ecosistemas del Milenio de España”. Al final del proyecto se redactará un informe destacando la evolución de los servicios de los ecosistemas evaluados que servirá para retroalimentar la propuesta de Estrategia Nacional para la Conservación del Carricerín Cejudo.
D5. Indicadores e evaluación de impacto socioeconómico.
Se realizará un estudio económico de la rentabilidad y competitividad de los diferentes modelos de gestión de la biomasa vegetal y otras medidas aplicadas o aplicables en los humedales objeto del proyecto, incluyendo el uso público de estos espacios. Se realizará un estudio sociológico del nivel de aceptación de la Red Natura 2000 y de las medidas de conservación implementadas.

Share This